• Unidos por la Paz Alemania

Renta básica en Colombia ¿sí o no?

La idea de implementar en este momento una renta básica (RB) en Colombia, tiene ventajas y riesgos asociados, que podríamos comprender mejor si tenemos en cuenta las posiciones de las confederaciones sindicales y sindicatos europeos en esta materia. Este artículo explica la idea de la RB y sus diferentes tipos, plantea las posiciones de los sindicatos en el Reino Unido, Alemania y Finlandia en cuanto a su implementación. Concluyo con algunas reflexiones sobre la implementación de la RB para enfrentar los efectos de la pandemia en nuestro país.


La RB es una idea que causa controversia alrededor del mundo. De implementarse en un país, transformaría la economía, el mercado laboral y la vida de muchas personas. Sin embargo la manera en que la RB cambiaría las sociedades es aún especulativa, pues su implementación empírica se ha llevado a cabo en limitados experimentos.


Una definición muy amplia de la RB la describe como "la idea de un ingreso económico concedido de forma incondicional a todos los ciudadanos de un país de forma individual, sin prueba de recursos o trabajo requerido" (Fundación Universal Basic Income). Sus características generales son: el ser asignada de manera individual, es decir, independiente de la situación familiar de sus beneficiarios; ser universal, no depende del nivel de ingresos de otras fuentes y no estar limitada a ninguna condición, es decir, no se limita a los que trabajan o los que no. (Van Parijs, 2016).

Llama la atención que la idea de RB tenga partidarios tanto en la izquierda como en la derecha política. Esto es comprensible si se tiene en cuenta que las características de los esquemas de RB, la forma de financiación y el propósito que persiguen difieren enormemente. Existen enfoques liberales-conservadores, centrados generalmente en el establecimiento de una RB bajo la premisa de un papel del Estado y unos servicios públicos más reducidos. En este escenario la asignación monetaria es generalmente poca, financiada con recortes del Estado, con un mercado actuando sin restricciones y los ciudadanos como consumidores funcionales.


Por el contrario, los enfoques progresistas consideran que una RB es un complemento de los sistemas públicos de protección social. Se puede financiar de diferentes formas sin disminuir el tamaño del Estado, por ejemplo, utilizando los dividendos de capital creados por grandes empresas, o con una reforma impositiva, entre otros. El propósito que persigue esta RB es la realización de una vida más plena, de mayor grado de libertad, desligada de la preocupación por la existencia material, personal y familiar. Y así dedicar más tiempo a otros tipos de labores de valor social, como las actividades creativas, intelectuales, de cuidados, etc. Tanto John Stuart Mill como John Maynard Keynes esperaban con interés el crecimiento del tiempo libre: la reorientación de la vida de lo meramente útil a lo bello y lo verdadero (Skidelsky, 2016).


En Europa las posiciones hacia la RB que tienen los sindicatos también son controvertidas. Valga la pena iniciar señalando que estos sindicatos son las organizaciones que luchan, negocian y abogan por el bienestar de empleados(as) y trabajadores(as), el mantenimiento de su poder adquisitivo y la justicia social.




Confederaciones y sindicatos del Reino Unido: mayoritariamente a favor de la RB


Argumentos a favor: la RB acompañada de otras medidas de protección social es la política económica adecuada para la protección de trabajadores(as) precarios. Es decir, el sistema de protección social tradicional falló en proteger a quienes trabajan de manera informal, precarizada, por horas o en plataformas digitales, la RB puede resolver esos problemas. Adicionalmente, los sindicatos ingleses prevén la rápida llegada de mayor automatización e inteligencia artificial, que pone en riesgo numerosos puestos de trabajo, por lo tanto, la RB puede ser la manera de redistribuir los ingresos que genere la automatización.

Argumentos en contra: puede haber otras medidas económicas que consigan los mismos efectos a menor costo. De ser así la RB generaría un uso ineficiente de los recursos públicos al pagarse a todos(as) en lugar de solo a los más necesitados.




Confederaciones y sindicatos en Alemania: mayoritariamente en oposición de la RB


Argumentos a favor: es deseable eliminar los miedos existenciales por la falta de ingresos, así como poner a todas las personas y la vida digna en el centro de la agenda sindical. Con la implementación de la RB se logra el reconocimiento económico de las labores sociales no pagadas.


Argumentos en contra: no es deseable socialmente desligar el trabajo del ingreso. El trabajo es participación social, que estructura y beneficia al conjunto de la sociedad y al individuo. Por lo tanto el reconocimiento y el valor del trabajo productivo no se deben desincentivar con la introducción de una RB. Adicionalmente, estos sindicatos manifiestan que no existe la fuerza social suficiente para garantizar que de ponerse en marcha una RB, ésta sea progresiva y no neoliberal. Estos sindicatos creen que la RB entraña un riesgo de desprotección social mayor, pues pone en juego el desmantelamiento de los sistemas públicos de protección de riesgos.



Confederaciones y sindicatos en Finlandia: no existe una posición mayoritaria


Argumentos a favor: la medida de RB reduce la pobreza y simplifica los procesos para obtener beneficios sociales, altamente burocratizados y humillantes. Los sistemas de bienestar europeos son criticados en casi todos los países por estas causas.


Argumentos en contra: la RB representa beneficios para los empleadores y la derecha política. De acuerdo a este razonamiento, si los medios de subsistencia de la población son responsabilidad de la sociedad por medio del Estado, las empresas quedan libres de pagar salarios justos. De este modo existe el riesgo de que los salarios sean disminuidos, al entenderse como una compensación (Pulliainen,2018).


En síntesis, antes que unificadas o simplistas, son diversas y complejas las posiciones de los sindicatos en Europa en relación con la renta básica. Actualmente, en tiempos de crisis global de la salud, la demanda ciudadana de contar con los medios de vida, está generando un gran interés social por la implementación de una RB, en varios países. En Colombia, algunos sindicatos, organizaciones del sector solidario y la sociedad civil abogan por su implementación para enfrentar la crisis.



Cinco reflexiones sobre la RB en Colombia en tiempos del Covid-19.


  • Debemos asegurarnos de que abogamos por una RB progresista. Esto significa, que a la par de defender un ingreso individual, defendemos el valor de lo colectivo y lo público. Necesitamos reforzar el sistema de protección social. Una forma práctica de hacer esto sería mediante la organización ciudadana para promover intereses colectivos: unirse a un sindicato, conformar veedurías ciudadanas, etc.

  • La RB podría generar efectos macroeconómicos positivos en la situación actual. En términos económicos, la RB es un subsidio del Estado a la demanda que inyecta recursos al mercado en cada transacción de consumo. A diferencia del subsidio a la oferta, dirigido solo a las empresas, donde una porción de los recursos sale del mercado para engrosar la acumulación del empresario.

  • Si se trata de disminuir la pobreza, varios autores señalan que las transferencias condicionadas (focalizadas) serían más costo-efectivas

  • Autores señalan que la implementación de la RB se podría realizar mediante un sistema de asignación para algunos(as), de deducción de impuestos para otros(as) o de un sistema mixto. Algunos autores proponen una combinación de una política fiscal y social para su implementación.

  • América Latina es un escenario único para la implementación de una RB, debido a la alta informalidad de su economía, la desigualdad social y el alto grado de segmentación en la cobertura de la seguridad social. Por lo tanto, sería muy interesante que los esfuerzos por su implementación en Colombia, los acompañáramos con esfuerzos para que en otros países de la región también fuera implementada. Considero que esto repercutiría en un beneficio colectivo, pues con esta medida prevendríamos la competencia del dumping social entre países de la región, cuando la economía global se reactive.



*La investigación en la que se basa este artículo se basa en la tesis de maestría de Romy Siegert y Verónica Vélez, en la Universidad de Kassel y la Escuela de Derecho y Economía de Berlín.


Verónica Vélez Osorio

veronica.velezo@gmail.com

@Verovzo



36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo